Era una vez, una industria de calzado, que desarrolló un proyecto para exportar zapatos a la India. La Gerencia de la empresa envía a sus dos mejores consultores a puntos diferentes de la India para hacer las primeras observaciones del potencial de compra de aquel futuro mercado.

Después de algunos días de investigación, uno de los consultores envía el siguiente fax a la gerencia de la industria:

«Señores, cancelen el proyecto de exportación de zapatos para la India. Aquí nadie usa zapatos.»

Sin saber de ese fax, algunos días después, el segundo consultor manda el siguiente mensaje: «Señores, tripliquen el proyecto de exportación de zapatos para la India. Aquí todavía nadie usa zapatos.»

Moraleja de la historia:

«Los tristes sienten que el viento gime; los alegres sienten que él nos canta. » El mundo es como un espejo que devuelve a cada persona el reflejo de sus propios pensamientos. La manera como tú enfrentas a la vida, hace TODA la diferencia. «